miércoles, 29 de febrero de 2012

Semana de la Mujer

Por parte de la municipalidad de Andalgalá, el área de la Mujer, la Niñez y la Familia, se ha comenzado a trabajar para lo que será el mes de Marzo, dedicado a la Mujer, uno de los pilares fundamentales de la familia.
En dialogo con la directora de dicha área, la profesora Daniela Ruffini, comentó que la apertura estaría realizando el día 1 de marzo, en Huachaschi, por horas de la tarde, mientras que el acto por este día tan importante, se realizará el 8 de marzo, en Plaza 9 de Julio, más precisamente en la esquina de Pérez de Zurita y Calle Belgrano, también el lanzamiento de globos y “seguramente el intendente dará sus palabras y yo como directora del área de la Mujer”, dijo.
Con respecto al baile será totalmente gratuito, pidiendo que quienes concurran colaboren con un alimento no perecedero, destinado a los comedores.
Los artistas que participaran y que han confirmado su presencia serian, Ballet de tango “Remembranza”, René Cárdenas, Ecos de Santiago, Manolo Puga, Gladis y La Fuerza, y la presencia de Los Alfiles. La directora confirmó que se trabajará con una productora de La Rioja, quienes traerán los arstas antes mencionados.
Cabe destacar la participación de las instituciones del medio, como la Asociación de Diabéticos de Andalgalá (ADDA), HUARMI, Hospital “José Chaín Herrera”, entre otras, además de las otras aéreas del municipio.

Programa tentativo para la Semana de la Mujer

Jueves 01 de marzo, 19 horas
Huachaschi Norte – Barrio San Valentín:
Palabras de Bienvenida por el mes de la Mujer.
Las mujeres y sus distritos.
Caminata desde el barrio San Valentín a la Plaza 9 de Julio
Sorteo – Beneficios estéticos.

Sábado 03 de marzo, 20 horas
Plaza 9 de Julio
Reina por un día.
Free – Dance


Jueves 08 de marzo, 20 horas
Plaza 9 de Julio

Acto en la plaza
Reconocimiento a mujeres andalgalenses por diferentes trayectorias.
Lanzamiento de globos.
Video clips.
Sorteo de regalos.

Viernes 09 de marzo, 22 horas
Club Atlético Racing
Baile, con bandas musicales, humoristas y Ballet.

Miércoles 14 de marzo, 9 horas
Plaza 9 de Julio
Salud, control de glucemia, tensión arterial.
A cargo de la Direccion de Salud de la Municipalidad y la Asociacion de Diabeticos de Andalgalá (ADDA)

Viernes 16 y Sabado 17 de marzo, 20 horas
Cancha de la Parroquia
Videos clips, sketch, por distritos.

Viernes 23 de marzo, 19 horas
Polideportivo municipal
Deporte: Campeonato de volley, futbol y truco.

Sábado 24 de marzo, 10 de la mañana
Plaza 9 de Julio

Saboreando lo nuestro: Preparación de comidas típicas
Alimentarnos mejor, nutricionistas.

Viernes 30 de marzo, lugar y horario a confirmar
Charla del INADI

Nuestros lectores...

Para andalgalaenversos.blogspot.com


“Historias de la Casa Grande” de Carlos Bize Guerra es un compilado de vivencias escritas en verso para lograr la absoluta solemnidad de los momentos relatados. Se trata de la cotidianeidad de una familia andalgalense a fines de los 60 hasta mediados de los 60. Leyendo los textos pueden encontrase notables similitudes con el estilo de Juan Ramón Jiménez, Rubén Darío, Juana de Ibarbourou y otros autores de expresión bucólica.
El libro se encuentra en proceso de edición y los actores de Ediciones Conando calculan que podría estar listo para su presentación, a fines del mes de abril.


"El Burrito en la Luna" de "Historias de la Casa Grande" - C. Bize Guerra/2010 Sentado en el regazo de la abuela escuchaba las historias de la Virgen y el Niño retratadas en la luna... "Un rayo luminoso llegó a la tierra y se llevó muy lejos muy lejos muy lejos a la Madre con el Hijo para salvarlos de Herodes rey..." contaba la abuela con voz de rezo. Y la luna llena, sola, blanca, en el cielo infinito mostrando claramente el garabato del cráter hecho estampita. En el ocaso de mi vida,
cada vez que hay luna llena en el cielo límpido y sereno, aún creo escuchar la voz de la abuela que con voz de oración me dice: "El burrito también está, y San José..." para volver a embelesarme de amor y de nostalgia por aquellos que se han ido seguramente transportados por la magia llena de la luna.




“JAZMÍN" de HISTORIAS DE LA CASA GRANDE" DE C. Bize Guerra/10 Hundidas en la tierra, sus raíces sorben la savia intacta del cantero que después será blanco y perfumado delirio. Seis generaciones han pasado ya. Seis. Todas cobijadas por los brazos vegetales ...del jazmín de la casa grande. Por la mañana me deslumbro. Una alfombra de nieve se mueve al capricho de la brisa inquieta.
¡El jazmín de la casa grande! ¡Cuántos recuerdos anudados en la emoción incontenible! La abuela, las tías, nosotros haciendo los deberes y la fragancia inmaculada que se fusiona
con los azahares del limonero... Sorben la savia intacta, los momentos convertidos en arcanos, y la nieve alfombrada se amontona en un rincón del patio, al capricho empecinado del viento de abril. Hundido en la turba su raíz sorben sus pelos, los jugos nutricios de todos mis ancestros ahí presentes cada día. En las tardes calmas y serenas, y en las otras, deja caer su blanca lluvia de aromas, recuerdos y nostalgias en la sombra indescifrable del patio. Cuando despierto en la mañana vuelvo a deslumbrarme porque todo brilla en la blancura estrellada del jardín que hundida su raíz sorbe la savia intacta del tiempo y de la sangre nuestra, henchida de pasado, y esplendores, acaso ya perdidos...

“La Cuna” de “Historias de la Casa Grande”, C. Bize Guerra, 2010

Hacia un lado, hacia el otro.
El arrullo presente como un suspiro.
Como un pensamiento.
Mi madre extasiada
en el desorden de pañales,
humores y mohines.
Acuna cuna acuna…
arrulla, arrullo arrulla.

Ha nacido el ángel de dorados rizos
con los ojos aquietados
por la duermevela uteral.

Agosto comenzaba
y mi madre, casta y dulce
arrulla suavemente el envoltorio.
Ha nacido el hermanito
y la cuna acuna y acuna
hacia un lado, hacia el otro
y el niño que comienza a berrear…

martes, 28 de febrero de 2012

Editorial TRASCENDER NOA

Pedro Raúl Sánchez, de la provincia de Tucumán, Tafí del Valle. Poeta.

AMPLIO REMANSO

En cualquier instante
Reconozco las equivocaciones y las dudas
Que cual hiedras trepan
Por la enramada de los sueños,
Donde las ausencias demoran los estigmas.
Todo es amplio remanso
Donde abreva los miedos.
Estoy en búsqueda de los silencios
Y extiendo mis manos a la temporalidad absoluta
De los abismos y de los errores.

Revistas literarias...

"Con voz propia"

Luis Benítez, de la provincia de Buenos Aires, Argentina.

EL PESCADOR DE PERLAS  

Esta tarde y parte de la noche
volví a sumergirme en el espeso mar
donde flotamos los seres y las cosas.
Bajé por perlas que mostrar a los hombres
que temen siquiera el riesgo de la orilla.
Esta tarde y parte de la noche
estuve en ese silencio, en esas profundidades
donde el más infinito placer sería disolverse
y supe que en todos los caminos
hay monstruos para quien los teme.
Llegué nadando adonde no se ama ni se odia,
sencillamente se flota sobre un eterno presente
y todo lo que miras es tu contemporáneo:
nada más traen las olas del atrás y el adelante.
Tomé allí esta perla y ahora te la ofrezco.
Pero cuando quise volver,
no vi a ningún hombre en la orilla.
No vi orilla. Todo es el mar.
Esos que temen la orilla
no saben que caminan en el mar.


LAS VIDAS ASOMBROSAS

Muchos son los rostros que habitan
el enorme país de la distancia.
Largas caravanas han partido y luego otras,
las guiadas por dioses imprevistos,
han colocado extranjeros a nuestro lado:
ellos nos han mostrado
sus telas multicolores, sus palabras,
los exóticos animales de la infancia
y algunos, sólo algunos,
flores de oro irremediablemente perdidas
entre vagas memorias y sentencias.

Trabajadas lejos, en vidas asombrosas.

Quién lograra cubrir a grandes pasos
el enorme país de la distancia,
ver el conjunto de los rostros
y oír en la noche sin asombro
el coro de las voces,
el coro de las voces que retumban allá lejos,
en los ignotos campamentos
que preparan sus caravanas para venir a vernos.

Ir más allá de sus fuegos,
de sus distantes señales,
llegar antes que Dios
al pecho de los hombres.

Revistas literarias...

"La Opinion"

Pablo Olmos, del Departamento Pomán – Catamarca.
Dirige la revista “La Opinión”.

ES TIEMPO DE OTOÑO…

La retina humana trabaja “pixelando” detalles íntimos,
Almacenando imágenes, suaves aromas de infancia, inolvidables melodías musicales…
Cada uno de ellos puede, como un “punto gatillo”
Reavivar bellas experiencias, aunque pasen miles de días. Años y vida…
El otoño despierta en las personas una extraña e inigualable sensación.
Sus siestas amarillas, las primeras “heladas”,
El misterioso silencio, las largas noches…
Vaya a saber ¿qué?
El viento se arremolina en nostalgia y el tiempo sobra para estar juntos,
Para recorrer sitios postergados…
En tiempo de otoño hay aromas de zambas y tonadas,
Una melodía interna, entre exquisitos disonantes de paisajes ocres y tibios soles.
Crujir de tarde en las hojas secas, sigilosas las pisadas…
Duende quieto de la acequia, alfombra aromada de vestigios de eucaliptos, nogales e infancia.
Otoño es retorno a la escuela,
Pulcro de tejido de madre,
Migajas de pan recogida por aves,
Mate recién cebado, libro abierto, fino temblor y apretón de ancianas manos.
Un efecto sepia transita por estos días.
Otoño es espejo, ventanal tibio, acuarela del alma…

Cuentos y algo mas...

EL LOBO Y LA CIGÜEÑA

Un lobo, muy glotón engulló un trozo de carne y se atragantó con el hueso que había dentro de de ella.
“¡Me ahogo! ¡No puedo respirar!”
pensaba el infeliz con creciente desesperación.
En ese momento acertó a pasar por allí una cigüeña y el lobo le hizo señas para que acudiera en su auxilio.
La cigüeña acudió presurosa y con gran habilidad introdujo su pico en la boca del lobo y sacó el hueso.
El lobo dio un suspiro de alivio y comenzó a respirar regularmente. La cigüeña le dijo entonces,
“¿Y cómo has de recompensar el enorme favor que te hice?”.
El ingrato lobo la miró despectivamente y repuso, “¿Cómo te atreves a pedirme una recompensa?
¿Acaso hay algo mayor que no haberte causado el menor daño,
el haberte dejado vivir para que pudieras contar que pusiste tu vida en mis dientes?”.

Moraleja: Si ayudas a un malvado no esperes recompensa;
el ingrato tan solo en su provecho piensa.

Felix de Samaniego

Artesano que juegas y creas con magia esculturas unicas...

ARTESANO

Son sus obras
Los frutos de su amor.
Hace lo que le gusta
Sin apremios, paciente,
Y en su tarea encuentra
La felicidad.
Cada obra es un hijo
Que la vida le da,
Y en ella está grabado
El sello de su afán.
El labriego que canta,
El herrero tenaz,
El músico, el poeta,
El pintor que refleja,
Lo que cree su verdad,
Son artesanos todos,
Artesanos de Paz.
Del calor de sus manos
Florecen de milagro:
El cacharro, la manta,
El pan crugiente y tierno,
La joya artesanal,
El cuadro que a los ojos maravillas les da
La herramienta, el charango,
El mueble del hogar.
Y, en este mundo mágico
De hacer y crear
Con paciencia infinita,
Está buscando siempre
Perfección y belleza
Que a otros quiere dar.
Es su oficio tan noble
Como fuera, el de aquel
Humilde carpintero
Que naciera en Belén.

PELEGRINA de MAZZUCCO, Eloísa María

Dulces recuerdos que no moriran...

RECUERDOS…

Abandono en trozos
Lo que pueda hacerme
Volver atrás.
Tantas certezas despedazadas.
Las palabras se resisten,
Me duelen empecinadamente mis manos
Y otra vez me detengo.
No entiendo por qué
Se me nublan los ojos,
Si la frase que se repite
Ya no me perturba.
Viene fugazmente una sonrisa
A expresar no sé qué cosa.
Esas ausencias amadas,
Esa indiferencia no derribada
Que nos impidió buenos recuerdos.
No es tiempo oportuno para darme cuenta
De que dependía de mí, siempre.


Te puse mis palabras en tus manos…
Y salieron volando de tus dedos
Frases con significados misteriosos.
Quizás he salvado a todas esas palabras encapulladas
En tus pensamientos,
Y me siento un héroe.

ROJAS, Rosa Mariana

Una mañana de frio...

EL OJO MÁGICO (cuento)

Una mañana de frio, al despertarse,
Durbal sintió los parpados de su ojo derecho pegados por una conjuntivitis.
Decidido a levantarse pensó si no era mejor dejar el otro ojo en la cama.
Asi lo hizo y tanteando los peligros de la oscuridad empezó a caminar lentamente.
Ya en el baño despegó con dificultad su ojo enfermo
y profirió un alarido de dolor cuando introdujo en él una gota de limón que,
como se dice, es lo más indicado para el caso.
El otro ojo amodorrado debajo de las mantas en el calor de su cama,
apoyó su vidrio en la almohada tapándose hasta la mitad de la esfera,
y contento de su inesperada libertad, siguió durmiendo.

VARGAS AIGNASSE, Rodolfo

Editorial TRASCENDER NOA

Sara Iruzubieta, nació en el departamento de Santa María,
Provincia de Catamarca. Poeta.

PIENSO

Cuando la noche desliza por las calles
Y se cubre de oscuridad sobre los techos
Mis pensamientos comienzan a tener fijeza
Y mueve las copas de los arboles, en ligeros vaivenes.

Mi mente danza, al compas de esa música
Sus ramas parecen blancos cabellos, agitados por la brisa
Sus pies, húmedos y a veces blandos
Saltan y brillan sobre la hierba húmeda.

Sonrío para mí misma y pienso
Que linda sensación nos brinda la mente
Cuando la gente ha apagado sus candelas,
La ciudad calla, un perro ladra, y yo pienso.

Revistas literarias...

"Con voz propia"

Zulma Prina, de la Provincia de Buenos Aires, Argentina

CAUTIVO

Habitó en las sílabas del sueño
donde el recuerdo se puebla de matices
y el canto reclama el tiempo
de las noches cálidas.

Donde se unió el silencio a la mirada
en los años desprovistos de palabras.

Maduró en la espera
en el fuego heredero del verano.

Hoy vuelve de la mano de aquel mismo silencio
en la esencia de los días
en la cuenta regresiva del otoño
en el verbo cotidiano.

Y el mensaje se escapa
golpea y grita.

Desde entonces siempre.


ESTE AHORA DE SER

Ayer eran calles
esquinas sin sol
sobre la rigidez del invierno.

Instante.

Un viento gris
empuja los cristales
en la medianía del tiempo.

Pasos agigantados
agreden los confines de la noche
y un son de árboles mortecinos
recupera tus fantasmas.

De espaldas a los días,
habitada de sombras
reinventas una historia
poblada de pájaros en vuelo.

Otra luz
otras calles
perfiles sin prisa y sin tiempo
Sucesión de estar y de ser
Habitando…

El otro tiempo de ser.

Revistas literarias...

"La Opinion"


Adela Toloza, del Departamento Pomán, San Miguel – Catamarca.

POEMAS

Hay amor mío…
El remolino de la soledad
Se va llevando,
El recuerdo de tus besos…
Y mi alma, va quedando vacía.
Siento que mi corazón
Ya no palpita
El dolor me exprime
El último suspiro
Llevando consigo
Aquel encuentro…
Porque hoy te digo
Adiós…

Amor de mi vida
Que me has hecho
Porque mi corazón ya no vibra,
Sin el sabor de tus besos
En los pasillo de mi mente…
Solo se pregunta de vos
Y la furia del deseo
Remontó en sus
Entrañas
Un volcán de pasión
Que va en tu dirección.


Gallardo Marino, del Departamento Pomán, Siján – Catamarca.

BUEN DÍA SIJÁN

A lo lejos se divisa
Y a la orilla del camino
Una aldea singular…

Hermosas están tus viñas
Mejor está el parral,
Qué lindos son tus vinos
Que deleitan el paladar!

Las musas que levantan
Los frutos de tu tierra
Son más lindos tus vinos
Paraíso terrenal.
¡Buen día Siján!

Serena tu alborada,
Fragancia al despertar.
Tus calles perfumadas
Me invitan a pasear.
Frescura mañanera
De la quebrada sube
Se dora en el Manchao
La nube matinal.

De rosa está el durazno
De blanco está el peral.
El precio de mi dicha
Sino comprendo mal.

Me quedaré en Siján,
Seré tranquilo y bueno…
Agua de mantial.
Hoy día al regresar,
Me invitan a quedar,
Ayer jugaba de visita
Hoy juego de local.
¡Buen día, por siempre, Siján!

Leyendas argentinas...

EL VIENTO ZONDA (Leyenda calchaquí)

Tokonar era un cacique valiente y temido que gobernaba varias tribus calchaquíes. Su certera puntería lo convertía en el terror de las especies animales:
Mataba sin piedad y por el mero placer de resultar vencedor, dejando a su paso inútiles muertes.
En vano lo amonestaba su consejero Choki: “Ayer mataste dos cachorros de puma que casi no son utilizables.
Y hoy volviste con un venado tan pequeño, que aun no había aprendido a sostenerse sobre sus patas.
¿Qué sentido tiene destruir vidas tan jóvenes? Si todos hicieran como tú, pronto nos quedaríamos sin especies y nos resultaría cada vez más difícil obtener alimento o abrigo”.
Por toda respuesta, Tokonar tomó su arco y sus flechas y se dirigió a los bañados donde abundaban los pumas.
Las palabras de Choki no le hacían mella. “Tengo que encontrar al puma del otro día -se decía-.
Poseía una piel bellísima y deseo obtenerla como trofeo.
¡Soy el mejor cazador de mi tribu!”. Y así pensando, se sentó sobre un peñasco medio oculto por unos arbustos.
Acechó durante un largo tiempo, de pronto, oyó un ruido sordo y leve a sus espaldas.
Tensando el arco, se dirigió rápidamente hacia el lugar donde las hojas se movían. “No es el puma –pensó-.
Debe ser algún guanaco o una huilla (liebre)”.
Estuvo a punto de dejar caer las flechas, pero su necesidad de demostrar una vez más su puntería lo venció. “¡Sea lo que fuere caerá traspasado!”, gritó,
y arrojó una flecha guiado por su instinto de cazador.
Corrió hacia el sitio donde se oyó un ruido sordo y un lejano lamento, y apartando rápidamente las hojas vio un guanaco hembra que agonizaba.
A su lado había tres o cuatro tequecitos (guanacos pequeños) que sin duda morirían por falta de cuidados. Por primera vez en su vida, Tokonar sintió miedo y arrepentimiento.
Aun le parecía oír a Choki, y temió la ira de los dioses.
Procuró extraer la flecha, pero ya nada podía hacerse por el animal. Desolado, miró con temor hacia el cielo.
Un aliento cálido, casi quemante, lo envolvió y sintió un quejumbroso silbido: Entre rayos lacerantes de fuego se le apareció la figura majestuosa y amenazadora de la Pachamama,
“Tu, Tokonar –amenazó con voz sonora-, has despreciado las leyes de la naturaleza y has matado por placer y no por necesidad.
A partir de ahora sabrás lo que es ver agonizar los frutos del trabajo y la laboriosidad, y tu tribu sufrirá las consecuencias de tu crueldad”.
La figura desapareció, y Tokonar echó a correr hacia el campamento, pero el silbido se hizo tan agudo, que ensordeció sus oídos y el viento lo envolvió en una ráfaga huracanada y violenta que lo hizo caer.
Perdió el sentido y cuando volvió en sí, supo que los frutos y sembradíos estaban quemados por el fuego del viento, y que ese año su tribu no tendría la cosecha que necesitaba para subsistir.
Así nació el viento zonda: Cuando su largo silbido se hace oír por los valles calchaquíes, y su aliento caliente se esparce por las regiones marchitando cuanto encuentra a su paso,
los habitantes recuerdan, una vez más, la necesidad de respetar la vida de las especies animales que la generosa Pachamama les otorga para su alimento.

Sola y sin entender como el tiempo se nos fue...

DESTELLO DE AMOR

Sin ti, hoy me encuentro…
Sola y sin entender como el tiempo se nos fue de las manos…
Preguntándome de qué forma nos alejamos, nos fuimos distanciando…
Se nos olvidó sonreír, hablar, de ilusionarnos, tal vez…
Y hoy la tristeza, quito los momentos que vivimos y que a pesar de todo…
Nos hacia recordar el valor de amar de verdad y con sinceridad.
Nuevas personas entraron a nuestras vidas y reemplazaron, el amor que una vez sentimos, que una vez lo plasmamos en un beso, en una mirada…
Solo Dios sabe, si nos volveremos a ver y conversar, pero esta vez como amigos…
Siempre estaré contigo, siempre… aunque como tu amiga simplemente…

Ariadna y Teseo

Me iré lejos de aqui... Pero seguiras a mi lado por siempre...

EN MI…

Me iré lejos de aquí, pero llevaré conmigo los mejores recuerdos,
En mi valija solo habrá ropa que relumbre alegrías, amores que no pudieron ser…
Pero también, tristezas y lágrimas, que una vez derramé por ti, por nuestro amor,
que me iluminará en las noches de oscuridad y soledad…
Y cada vez que sienta desasosiego, tu amor, tus palabras…
me darán tranquilidad y la seguridad de saber que pronto volveré y nos reencontraremos…
Y en un dulce abrazo recuperaremos el tiempo que nos separamos…

Ariadna y Teseo


UNA CANCIÓN CRISTALIZADA…

Hay algo que te quiero decir y no me animo…
Así comienza una de las canciones que me reflejan tus sentimientos,
Lo que quizás… no llegue a salir a luz, no llegue a decirse…
No encuentro la manera de empezar contigo, te miro y te sonrío como un juego sin motivos...
Nos faltan las palabras indicadas o tal vez, el momento justo para decir aquello que es tan fácil de pronunciar pero difícil de sentir…
Que quiero que me guardes en silencio…
Quiero que me digas que no es cierto…
Serán los pensamientos que surgen en nuestro interior, para que estos pensamientos solo sean sueños de una noche común, de un cerrar de ojos, de una ilusión…
Te siento tan difícil de alcanzar aunque me este acercando sin pensar…
Me acerqué a ti de una forma muy especial, que sin pensarlo sin darme cuenta…Hoy te veo con otros ojos. Pero...
Que no hablemos nunca de este amor…
Porque hay compromisos que cumplir y solo Dios sabe si quedará en la imaginación o se hará realidad…

Ariadna y Teseo

Tu y mi poema... Tu y mi vida que llenaste de ilusiones y volviste a revivir...

TU Y MI POEMA

Mi tristeza, el ocaso, la lluvia,
El reloj de la sala, tú… y mi poema.
El corazónen silencio, el pensamiento vacío
Y el repiqueteo que suena y suena…
El rumor lejano de perdidas alegrías,
Tu voz, la melancolía…
El viento que sopla envolviendo los recuerdos,
Un gato en el umbral y la dulce melodía.
Una carta, mi nche sin sueño,
Una lagrima perdida que mi rostro quema,
La lluvia, el silencio,
Tu… y mi poema.

Gordillo, César Nicolas


MI RISA

Mi risa
Que despierta tus sospechas,
Mi risa
Que tantas veces cubre
Como un manto
Mi callado llanto.
Rie mi boca,
Rien mis ojos
Rie mi rostro.
Mi risa
Imagen de alegría
Que aunque sea fría,
Es mia.
Mi risa
Que es de amor,
Que es de alegria
Que es de trsiteza.
Mi risa
Abre las puertas
Mas cerradas de esta vida.

Gordillo, César Nicolas

viernes, 24 de febrero de 2012

Editorial TRASCENDER NOA

Ernesto Rojas, de la provincia de Tucumán.
Poeta salteño, residente en Tucumán.

CAMPANAS SECRETAS

El viento trae en el olor de años
Mi cuerpo como luna que sofoca
Un puñado de gemas de olvidada campana,
Secreta espiral rueda circular el samsara.

En su cinta de gritos,
Un amanecer perdido en la sombra
Se aleja del muelle y sobrevive.

Anunciante noche
Que llora en las profundidades.
Mi vejez desanda de a poco
El vendaval arisco.
Mi luz devuelve el rayo
En flores silvestres.
Mi paz vuelve sola para el mundo
Y tú, amor de mis batallas
Sangras el torrente árbol
Con su savia
Sobre el cáliz gris
De alguna muerte.

Revistas literarias...

"Con voz propia"

Alejandro Drewes, de la Provincia de Buenos Aires, Argentina

ELLA

Como un hada era
como un hada triste
y a veces como un viento era
una pedrada
en la espalda del tiempo
una palabra dicha
como si aquí
en este mismo lugar
nada hubiera pasado

Y si apenas
el poema salvara
la esfumada sombra fiel
o una simple línea de sol
cierta tibieza
del asedio
de la próxima escarcha

Si apenas sirviera
retorcer la escritura
hasta quién sabe
qué sangre, intuir
la tragedia que aguarda
detrás del último acto

Pero amor, es que el pie
se desliza siempre
por más hondas grietas
de penumbra. Al otro lado

Se oye gemir de tanto en tanto
a los perros, ebrios de melancolía
y el humo de otra noche asciende
sin prisa y lejanos astros pasan.

CARTAS AL AMOR DESCONOCIDO  

Te he esperado pacientemente todo el día. Sé que estabas a llegar. Varias veces recorrí desesperado los andenes, pensando que equivocaste el tren.
Tu rostro me decía: “Llegó el Tiempo, la hora y el momento de encontrarnos”.
Cuando en la estación escuchaba otro tren que se aproximaba, corría al encuentro de la ilusión. Sabías que te esperaba, y tenías miedo.
Miedo que pudiera verte impropia, inadecuada.
Bajaste del vagón en el que te sentías solitaria.
Caminaste pausadamente esperando que yo pudiera identificarte, y sin abrir los labios, preguntarte por qué habías demorado tanto.
Con tu mirar hacia abajo, ocultando la luz de tus ojos, disimulé un descuido, un algo que se me había caído, y al agacharme y levantar mi cabeza, enfrenté tus ojos…
Fue una mirada eterna… Segundos que nunca han tenido fin.
No tuve fuerza de incorporarme. Pasaste a mi lado como un aliento tibio, suave y renovador.
Cuando volteé para seguirte, te habías marchado. No me habías esperado
Me recliné en el primer banco. Respiré profundo, hasta que una mano firme tocó mis hombros y un rostro sin marcas, con voz gruesa dijo:
- ¿Precisa de un médico, Señor? ¿Está con algún problema?
Y escuché en mi interior: “Sí, preciso ayuda, pero un médico no me cura. Preciso ayuda, y como medicamento necesito Amor”.
Salí de la estación tambaleante, ebrio de debilidad de mi conciente en caída
Llegué a mi casa, parecía adormecida.
Abrí las puertas y los ventanales, esperando que la luz y la brisa que daba el día transportase aún, parte del perfume que conseguí guardar.
Me reviré en el estado de lo que se dice “reposar” preguntándome:
¿Cuándo?...
   ¿Cuánto?...
      ¿Cómo?...
          ¿De qué forma, te volvería a encontrar?

Del libro Historias cortas de un mundo corto

Oliver Robertt, de La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina

Revistas literarias...

"La Opinión"

Sonia Perea de la localidad de Rincón, Pomán - Catamarca

TODO SE VA

El amor se escurre
Como agua entre los dedos
Pero el tiempo no vuelve atrás
Si yo te di hasta lo imaginable
Que solo un corazón que ama
Puede dar
Que haces aquí después de tanto tiempo
Queriendo las horas regresar
Era vivida, el cielo azul
El verano intenso
Las estrellas de una noche de invierno
Y tantas cosas más.
Y a fuerzas de ausencias,
Tristezas y olvidos
De todo aquello tan hermoso
Nada quede ya
Sacaste mi corazón y en su lugar
Pusiste una piedra
Hoy lo recuperaré, pero tan escondido está.
Nadie lo alcanzará
Solo puedo ofrecer quimeras
Caricias, besos, estrellas fugaces
Flores de un día, una huella
En la arena que muy pronto se irá.
Yo soy aquella pero no la misma
De la experiencia, y a los años
Todo lo aprendí
Aquí estoy para tomar amores nuevos
Que como agua entre los dedos
Yo también dejé escapar.
¿Qué haces aquí?
Ya no te quiero
Y no sé si un día vuelva a amar,
Con aquel amor intenso, sincero
Y verdadero
Qué haces aquí te pregunto
Una vez más...

Leyendas argentinas...

EL ALGARROBO (Leyenda quechua)

Hace mucho tiempo, cuando los incas dominaban un vasto imperio, los quechuas constituían un pueblo feliz y rico. Sus campos daban abundantes cosechas y los arboles proveían de frutos y medicinas que les permitían estar siempre vigorosos y sanos.
Sin embargo, la excesiva riqueza hizo que los hombres olvidaran sus deberes cotidianos:
Pronto dejaron de levantar los sagrados apachetas (altares) para recordar las leyes de sus dioses, permitieron que los instrumentos de labranza se enmohecieran, y se olvidaron de sus campos y sembradíos.
Con los graneros repletos de frutos y granos, y abundante cantidad de chicha (bebida fermentada de contenido alcohólico), se dedicaron al placer de fiestas y diversiones.
Tuca, la hija del gran cacique, veía con pesar la trasformación de su tribu: “Padre, haz que esos hombres te escuchen, hace tiempo que no roturan la tierra, ni siembran semillas ni luchan por nada. Los dioses se volverán contra nosotros”.
Pero el padre, viejo y enfermo, ya no tenía ascendiente sobre sus súbditos.
Tuca, desesperada, rezaba en un altar domestico para que la desgracia no cayera sobre ellos;
pero el dios Inti, enojado por la ingratitud de los hombres y por su pereza, arrojó sobre ellos sus poderosos rayos y quemó la tierra, deshojó los arboles y convirtió las reservas en granos de masas de polvo.
Por doquiera reinó la desolación, y la falta de agua y alimento amenazaba con destruir a los pueblos que habían olvidado sus deberes.
Tuca corrió hasta el centro de un altar olvidado y depositó los pocos alimentos que le quedaban, encendió un fuego para quemar en él hierbas olorosas y rezó ardientemente a la Pachamama: “Oh, Pachamama, madre nuestra, no permitas que mi gente muera.
Kusilla, Pachamama, Kusilla”. Y vencida por el llanto se quedó dormida. Tuvo un sueño en el cual la gran diosa se le aparecía y le decía: “Levántate Tuca, y recoge los frutos del árbol que te cobija.
A partir de ahora será la salvación de los tuyos, y ellos lo llamaran con tu nombre”.
Tuca se despertó y miró hacia arriba: Un árbol gigantesco le había prestado su sombra y de sus frondosas ramas pendían unas vainas marrones suyo aspecto nunca haría sospechar que sirvieran de alimento.
Sin embargo, impresionada por la visión, Tuca se llenó la chuspa que colgaba de su cintura (bolsita) con las vainas amarillentas y corrió a llevárselas a su gente.
En efecto: El árbol – que luego veneraron como sagrado – los salvó de la destrucción y el hambre.
Así se conocieron las virtudes del algarrobo, que aun en tiempos de escasez y sequia es utilizado como alimento para hombres y animales.

Necesito por hoy navegar inocente en tus mentiras...

SIN QUERER SABER

Y si es cierto que has dejado de quererme…
Yo te pido,
Por favor,
¡No me lo digas!...

Necesito por hoy
Y todavía
Navegar
Inocente en tus mentiras…

Dormiré sonriendo
Y muy tranquilo.
Me despertaré
Bien temprano en la mañana.

Y volveré a hacerme a la mar,
Te lo prometo…

Pero esta vez…
Sin atisbo de protesta o resistencia
Naufragaré por voluntad y sin reservas
En la profunda inmensidad de tu abandono.

Bucay Jorge

Ser el sol que entra por tu ventana...

QUIERO SER YO…

Quiero ser yo, quien acaricie tu pelo
Que es como un pedacito de sol de abril,
Quisiera ser el mar, donde se reflejan
Como estrellas, tu dos lindos ojos.
Ser el sol que entra por tu ventana
Para abrazar tu piel en cada amanecer,
Quisiera ser la brisa del verano
Para unirme al calor de tus manos.

Quiero ser yo, el que comprenda a tu corazon,
El objeto de tu mirada, de tus pensamientos,
Quien escuche tu voz, tu sonrisa de cristal.
Quisiera ser quien confunda el calor
De tu piel, con tu bello amanecer,
En que una tus manos y tus labios
En cada instante de no, nuestro amor.

Quiero ser yo, el dueño de tu amor,
El que comparta tus suelos, tus deseos,
Quisiera ser la luz, que ilumine
Tu sendero de amor hacia mi.
Ser yo, el que bese tus labios,
Que camine junto a ti,
El protagonista de cada sueño tuyo
En cada madrugada de un nuevo dia.

Gordillo, César Nicolas

EN LA DERROTA O EN LA SUERTE

Porque eres como el mar, calmada, tibia,
Silenciosa, profunda, trasparente.
Porque eres como el mar, busco el abrigo
Del oleaje perenne de tu frente.

Enseñame a entender, hora tras hora,
Cada dia que pasa, cada siglo,
A formar tiempo de tu tiempo, ahora,
A ser la sangre de tu cuerpo mismo.

Envuelveme contigo en una ola
Y aunque el miedo nos arrastre hasta la muerte,
Si perezco, jamás estaré solo,
Seremos uno, en la derrota o en la suerte.
Gordillo, César Nicolas

Cada noche, mi amor velará tu sueño...

LA FUGA DEL SUEÑO…


Hoy desperté de madrugada…
Y fue entonces cuando “mi sueño” se escapó…
¿A dónde se fue?, ¿Dónde buscarlo?
Despues de tanto buscar y buscar,
Descubrí que se fue al lugar más remoto de la tierra,
Para ver la luna y saber que una luz siempre brillará para nosotros dos,
Y que en el firmamento dibujará letras que solo
TU y YO
Podremos entender…
“Buenas noches Mi Amor…
Que descanses…”

Ariadna y Teseo

AUNQUE NO ME VEAS…

“Cada noche, mi amor velará tu sueño,
Tus preocupaciones y tristezas serán mías,
Tus alegrías serán solo tuyas y poco mías,
Porque hay algo que nos une y solo Dios lo sabe,
Porque yo tengo algo tuyo y algo mío está a tu lado,
Porque siempre te voy a querer…
Porque siempre estaré a tu lado, aunque no me veas…”

Ariadna y Teseo

Poetas santafecinos...

María Cristina Fervier, de la provincia de Santa Fe.
Poeta y docente.

BUSCÁNDOTE

Sé que te busco
Doblando las esquinas
De la vida,
Inmersa
En el color gris oscuro
De la melancolía.
Como en un laberinto
De recodos y espejos,
Que confunden y pierden,
Donde me reflejo.
Recorriendo distancias
De neblina y penumbra,
Adentrándome
En imágenes insólitas
Y encuentros fugaces…
Descorriendo el velo
De lo cotidiano
Que hastía y enmohece
De tanta espera en vano.
Sé que te busco
En silencio, tallado
En pétalos delicados
Y luces fugitivas,
En distantes sonidos
De mundos lejanos,
Inalcanzables, quietos,
Por caminos
Aun no recorridos.
Sé que te busco y espero
En la pendiente atemporal,
Huella abierta hacia
El escalón de lo infinito,
Reencontrándome
Con mis sueños vivos.

Editorial TRASCENDER NOA

Massimo Del Bianco, de la provincia de Catamarca. Poeta.

HOY CAMINO SOLO

Esa tarde oscura y fría,
El cielo gris
Humedeciendo calles y paredes.
Esa tarde…
Cuando te ibas del mundo de los vivos,
Si hubiese visto más allá
Me iba con vos.
Te cuento, en estos años
Fui árbol cuando llegaba el viento,
Fui techo cuando llovía,
Fui leña cuando llegaba el frío.
En estos años…
Los sueños se quedaron dormidos,
Las ilusiones se fueron al vacio.
Me arrebataron la vida
Me arrebataron el tiempo.
Sangre de mi sangre
Sangre de tu sangre
Me soltaron sus manos
Sin importarles los años.
Te cuento… a veces tuve miedo,
Tus palaras me salvaron.
Hoy Camino Solo
Y no tengo miedo.

Revistas literarias...

"Con voz propia"

Ana Lía Gattás, de la Provincia de Mendoza, Argentina

“no sé si alguna vez les ha pasado a ustedes” Mario Benedetti

NO SÉ…

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
Que esa tristeza aciaga que silencian los ecos
se abriga en la quietud envolvente de un cielo
se esconde en el extraño horizonte del tiempo
y estrella laberintos en el aire de pájaros

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
ver cómo la indecencia se anima a la nobleza
y la victoria mengua encorvada en el agua
en el grito del árbol o en los brazos del sueño
del sueño adormecido en las manos del canto…

Pero a mí me ha pasado
que derroté el cansancio en los ojos del viento
que bordé la coherencia con ánimo de nube
que parí la ternura
que lamí la semilla
y el verbo fue un brevísimo racimo de lluvia

Pero nos ha pasado
que inventamos la risa con dos notas y el alba
que tejimos palabras en idioma costero
que las luces de agosto abrazaron los bordes
que el éxtasis del aire deliraba nostalgias
y soleamos las manos
y el amor se hizo ángel
y el secreto paciencia
y las voces virtud
y la piel arboleda
y el abrazo desvelo

Pero a mí me ha pasado…
que nombrando su nombre con los labios dormidos
que temblando la noche suturada de acordes
con la melancolía del sur en la estrella
el poeta hizo coplas
hizo copla en la siesta
hizo copla y camino
hizo copla en silencio…

LLEGÓ EL BENTEVEO A MI VENTANA

No sé si entona el bichofeo
o me trae tu encanto
o desliza tu beso
o me llueven sus alas...

Revistas literarias...

"La Opinión"

María Eugenia Toledo, del Departamento Pomán - Catamarca

UN NUEVO AMOR

Hoy tengo un nuevo amor en quien pensar
Un nuevo amor a quien ofrecerle mi amor!
Hoy tengo un nuevo amor a mi lado
Un amor sincero y puro…
Un amor sin secretos,
Un amor que no tiene miedo a amar,
Un amor lleno de esperanzas
Hoy tengo un nuevo amor en quien confiar,
Un nuevo amor para celar,
Un nuevo amor para querer,
Un nuevo amor para soñar,
Un nuevo amor para vivir,
Un nuevo amor para amar,
Un nuevo amor para ser feliz…

Leyendas con tinta romantica...

El Azahar

Una brisa primaveral soplaba a orillas del mar, pero los naranjales rociados por polvillo del sol naciente no daban perfume. Debido a la estación excesivamente cruda faltaban en sus ramitas las cándidas flores preludio de globitos de oro, los hermosos y jugosos frutos que las mujeres descuelgan entre alegres canciones.
Pero el más apesadumbrado era el diminuto naranjo de Jalia, que agitaba sus ramas a la vera del camino.
Aquel día, mientras la niña se movía entre los arbolitos con su baldecito y una taza, regando las plantas para que se reanimaran y floreciesen, oyó el ruido de la caída de un caballo.
Miró y vio a un caballero cubierto de polvo, con aspecto cansado, que atendía al animal caído.
-¿Quieres beber?- le preguntó la muchacha, ofreciéndole agua fresca en su taza. El joven bebió, dio también de beber a su sedienta cabalgadura y dijo:
-¡Dime tu nombre, gentil doncella!
-Me llamo Jalia- respondió la muchacha.
-¡Oh, Jalia…, ruega por mi después de que me haya alejado!
-Tu voz es triste como tu rostro, caballero. ¿Quién eres y qué dolor te aflige?
-Soy Amadeo y voy a morir, Jalia.
Y contó que el tirano de la ciudad había condenado a muerte a su amigo inocente, el cual sería perdonado sólo si alguien se ofrecía para morir en su lugar antes de la puesta del sol.
-Es mi amigo desde la infancia- continuó-. Hemos tenido los mismos juegos, los mismos maestros. Pero yo estoy solo, y él, por el contrario, tiene esposa e hijos pequeños. He decidido morir en su lugar…
-¡Noble héroe…!, tu acción es maravillosa, pero me apena tu juventud…
-Llevaré conmigo el recuerdo de tu compasión, Jalia…, más hora deja ya que me apresure…- y espoleando su caballo, partió.
Jalia, confusa y entristecida,
Quedó junto con su naranjito. Oyó el galope del caballo que se alejaba… y cada tronco y cada rama le parecieron del color de la muerte.
Fascinada por el sol que seguía imperturbable su curso, quedó observándolo mientras se perdía en el horizonte, y asustada, pensó que su desaparición señalaría el fin del más puro de los caballeros…
Y entonces rogó:
-¡Oh Señor de los cielos, la juventud de Amadeo, que va a morir inocentemente, luce como el sol. Pero tú que eres la verdad y la justicia ilumina al tirano para que él comprenda lo que es justo!
Mientras así rogaba, tendida sobre la tierra, por los terrones resquebrajados se filtraban sus lágrimas que llegaron hasta las raíces moribundas de las plantas.
Jalia no pudo dormir, y vagó toda la noche entre los árboles viendo salir y ocultarse la luna…
Pero al despuntar el alba, en un estallido de luz, ante los ojos de la muchacha apareció un espectáculo maravilloso: Todos los árboles lucían en los extremos de sus ramas, flores de sublime aroma.
Entretanto, por el camino que bordeaba el mar se escucha el galope de un caballo que se acercaba. No tardó en detenerse, y de él desmontó un caballero de rostro radiante, que llamó:
-¡Jalia!
-¡Amadeo!... ¿No es un sueño lo que estoy viendo?
-¡Son acaso un sueño estas puras flores que perfuman la mañana?- dijo el caballero.
-¡Oh, Amadeo!- exclamó la muchacha-. He llorado mucho por ti.
-Y tus lágrimas se han convertido en flores pregoneras de alegría. Debes saber que el tirano acogió el ofrecimiento de mi vida como prueba de la inocencia de mi amigo, y nos dejó libres a los dos.
“¡Y ahora, escucha, Jalia! ¿Quieres tú, que fuiste mi compañera en el dolor, compartir conmigo la vida en la alegría?
-¡Oh, sí, lo deseo, mi generoso caballero!
-Permíteme entonces que yo arranque estas ramas florecidas del naranjo y con ellas te corone como prometida mía!
Y más pura que las mismas flores lució la niña que Amadeo subió a su caballo y llevó a la casa de su madre.
Y así subió Jalia al altar, llevando sujetas a su velo las flores que Amadeo le había ofrendado.
Todas las muchachas siguieron la leyenda, adornándose en el día de su boda con esa flor, cándido símbolo de pureza y felicidad: El Azahar.

Es en ti la ilusion de cada dia...

POEMA 12

Para mi corazón basta tu pecho,
Para tu libertad bastan mis alas.
Desde mi boca llegará hasta el cielo
Lo que estaba dormido sobre tu alma.

Es en ti la ilusión de cada día.
Llegas como el rocío a las corolas.
Socavas el horizonte con tu ausencia.
Eternamente en fuga como la ola.

He dicho que cantabas en el viento
Como los pinos y como los mástiles.
Como ellos eres alta y taciturna.
Y entristeces de pronto, como un viaje.

Acogedora como un viejo camino.
Te pueblan ecos y voces nostálgicas.
Yo desperté y a veces emigran y huyen
Pájaros que dormían en tu alma.

Pablo Neruda
LA CEREMONIA DEL TE

Te encuentro…
Te escucho…
Te hablo…
Te abrazo…
Te beso…
Te tengo…
Te aprieto…
Te atrapo…
Te absorbo…
Te asfixio…
¿Te quiero?

Bucay Jorge

Sediento de tu ternura...

TEMA DE AMOR

Prescinde del amor
Grandilocuente,
De discurso vehemente.
Procuralo…
Sediento de ternura
Y se su manantial
Sencillanmente.

Gordillo, César Nicolas 


QUERER

Quere y ser querido
No es solo
Un sueño lirico.
Es… a la vez
Ser locador y locatario
Del mensaje
cifrado
De otro paisaje
Onirico.

Gordillo, César Nicolas


TU ADIOS

Será, mejor así, sin despedida
Como si fueramos dos extraños,
Como si fueras a venir mañana
Con la misma sonrisa distraída
Y las mismas palabras cotidianas.

Será mejor así, no digas nada
Porque el amor no muere
Amiga mía, es pasado, presente
Y es futuro. Es como el agua, como
El viento y como el río.

Gordillo, César Nicolas

Quien pudiera vivir el sueño eterno...

EL PIROPO QUE NUNCA MUERE

Quien pudiera vivir el sueño eterno,
Para entregar lo que jamás se olvida,
Frente al concierto sepulcral de la muerte,
El beso es el amor que florece silencioso
En la trinchera misteriosa del destino.
Sé que mis fuerzas decaen dia a dia,
Como simple arbol que se desnuda pasado el verano.
Se que mi vida se irá yendo de tu lado
Muy lentamente a ese lugar donde todos duermen.
Me cambiaran de muda para enterrar mi cuerpo,
Me cubriran con versos para despedir mi alma.
Se que mi recuerdo estará muy cerca de ti
Para besarte en primavera.
Se que todo este amor quedará plasmado
Para siempre en mi tumba
Aun cuando ya nada quede de lo que un dia fui,
Seguiré siendo lo que tú quisiste ese dia,
“Un piropo literal del cielo que nunca muere”
Uniré en mi soledad todas las ditancias
Que nadie, jamás conoce.
Volará mi sombra a rozar tu mente,
Brillará como un clavel o como un lirio,
Volveré para curar tu semejante herida,
Y puedas quererme, como se quiere a un muerto,
Tal cual lo hiciste, cuando me amaste en vida.

BATTAGLIA, Luis Hugo

jueves, 9 de febrero de 2012

Editorial...

Editorial TRASCENDER NOA

Hilda Angélica García, de la provincia de Catamarca.
Poeta, y escritora.
Presidente de la SADE Catamarca.

MANOS
En las puntillas del vestido escondo
Tu mano de aserrín,
Tu torpe mano subiendo a mi cintura
Apretada a suspiros,
A dulzuras de temblorosa piel,
Máscara altiva de frutas
Deslizando
Sus lágrimas,
Su espera.
Tus manos poderosas abiertas al verano
Olorosas maderas
Mojadas en los juncos salvajes
De la acequia.
Velamen en los aires de la risa,
Tus manos en mi pelo,
Maraña
Sonámbula,
Corrida
Revelación del fuego.
Cabellos enredados en las piedras
Tus manos transitando la sed
De los arcángeles
Habitantes absortos de la lluvia.
Telarañas tus dedos
Ovillando
Los delirios del fuego
Refucilos
Despertando los dioses de la sangre.
Cristales en el agua tus caricias
Recorren el letargo de la tarde.
Un aire sigiloso en los confines
Deshabita las horas,
La impaciencia.

Revistas literarias...

"Con voz propia"

Carlos Carbone, de la Provincia de Buenos Aires, Argentina

ELLA Y LA NOCHE

Ella
estremece la noche
la vuelve fugaz
música en sus ojos
aire en sus besos
noche sin astillas
y sin máscaras.

Aplauso entre las sombras.

Ella
estremece la noche
luego, con las pestañas ardiendo.

Vuela.

ESE JARDÍN (a María Montserrat Bertrán)

Miro ese jardín
prolijamente ordenado
pongo énfasis en las rosas
con un rojo que estalla
y en el blanco jazmín que golpea
acariciando.

Ese jardín
a veces queda
lejos de la mano
duele tanto concierto mágico
y tanta belleza
definitiva.

Me encantaría
desordenarlo con la mirada.

Revistas literarias...

"Con voz propia"

Carlos Carbone, de la Provincia de Buenos Aires, Argentina

ELLA Y LA NOCHE

Ella
estremece la noche
la vuelve fugaz
música en sus ojos
aire en sus besos
noche sin astillas
y sin máscaras.

Aplauso entre las sombras.

Ella
estremece la noche
luego, con las pestañas ardiendo.

Vuela.

ESE JARDÍN (a María Montserrat Bertrán)

Miro ese jardín
prolijamente ordenado
pongo énfasis en las rosas
con un rojo que estalla
y en el blanco jazmín que golpea
acariciando.

Ese jardín
a veces queda
lejos de la mano
duele tanto concierto mágico
y tanta belleza
definitiva.

Me encantaría
desordenarlo con la mirada.

Revistas literarias...

"La Opinión"

Evelin Álvarez, del Departamento Pomán - Catamarca

ERAS
Eras la luz de mi vida
Mi suave caricia.
Eras lo que siempre quise
Y lo que soñé, por eso nunca
Me dejes con tu querer.
Eres bueno, dulce,
Eres como te imaginé,
Por eso no te vayas,
No te quiero perder.

SIN TU AMOR
Como duele saber que te vas
Y que sin tu amor voy a estar,
Duele saber que te fuiste
Y que no regresaras.

AMOR ETERNO
Eres mi amor eterno
Mi único
El que sabe de mis sentimientos
El que me quiere con locura y con pasión
Eres ese amor que perdura
Por siempre en mi cabeza y en mi corazón.
El que no se olvida de que somos dos
Tu yo, y un solo corazón, y aunque nos separemos
Siempre serás
Mi amor eterno.

Frases para reflexionar...

LA FLOR MÁS BELLA

Se cuenta que allá, hacia el año 250 a.C., en la China antigua, un príncipe de la región del norte del país estaba por ser coronado emperador, pero de acuerdo con la tradición, debía casarse antes.
Como conocía este requisito, el príncipe decidió hacer una competencia entre las doncellas de la corte para elegir a la que sería digna de su trono.
Una anciana que servía en el palacio hacía muchos años escuchó los comentarios sobre los preparativos.
Sintió una leve tristeza, porque sabía que su joven hija tenía un sentimiento profundo de amor por el príncipe.
Al llegar a la casa y contar los hechos a la joven, se asombró al saber que ella quería ir a la celebración. Sin poder creerlo le preguntó:
-Hija mía, ¿qué vas a hacer allá? Todas las muchachas más bellas y ricas de la corte estarán allí. Sácate esa idea insensata de la cabeza. Sé que debes estar sufriendo, pero no hagas que el sufrimiento se vuelva locura.
-No, querida madre, no estoy sufriendo y tampoco estoy loca. Yo sé que jamás seré escogida, pero es mi oportunidad de estar, por algunos momentos, cerca del príncipe. ¡Eso me hará feliz!- respondió la hija.
La noche siguiente, la joven llegó al palacio. Allí, estaban todas las muchachas de la corte, ataviadas con las ropas más finas y las joyas más bellas.
Finalmente, el príncipe anunció el desafío:
-Daré a cada una de ustedes una semilla. Aquella que me traiga la flor más bella, dentro de seis meses, será escogida para ser mi esposa y futura emperatriz de China.
El tiempo fue pasando y la dulce joven cuidaba su semilla con mucha paciencia y ternura.
Pasaron tres meses, pero la flor no germinaba.
Mientras tanto, todas las demás jóvenes del reino no dejaban de hablar y mostrar las hermosas plantas y flores que habían crecido en sus macetas.
La joven intentó todos los métodos que conocía, pero nada había nacido.
Día tras día veía más lejos su sueño, pero su amor era tan profundo que siguió regando la flor hasta el último día.
Consciente de su esfuerzo y dedicación, la muchacha le comunicó a su madre que, sin importar las circunstancias, ella regresaría al palacio en la fecha y hora acordadas, aunque solo fuera para estar cerca del príncipe por unos momentos.
De pie, con la cabeza baja y muy avergonzada, con su maceta vacía entre sus manos temblorosas, observaba que las otras pretendientes traían una flor, la una más bella que la otra, de las más variadas formas y colores.
Todas las doncellas hablaban de sus plantas y, al ver a la muchacha con su cuenco vacío, estallaron en risas y burlas.
En ese momento, el alboroto fue interrumpido por el ingreso del príncipe.
Todos hicieron su respectiva reverencia mientras él comenzó a pasearse, observando a cada una de las jóvenes con mucho cuidado y prestando mucha atención a todas las plantas.
Finalmente, llegó el momento esperado, y el príncipe anunció ceremoniosamente:
-¡Aquella bella joven con su vaso vacío será mi futura esposa!
Atónitos, todos esperaban la explicación de aquella acción.
Nadie entendía por qué él había escogido justamente a aquella que no había cultivado nada.
Entonces, con calma, el príncipe explicó:
-Ella fue la única que cultivó la flor que la hizo digna de convertirse en emperatriz: La flor de la Honestidad.
Todas trataron de engañarme plantando otras plantas; pero ella tuvo el valor de presentarse y mostrar su maceta vacía, y fue sincera, leal y valiente, cualidades que debe tener la emperatriz de mi reino.

Autor desconocido

Había una vez...

ILUSIÓN

Había una vez un campesino gordo y feo
Que se había enamorado (¿cuándo no?)
De una princesa hermosa y rubia…
Un día, la princesa –vaya a saber por qué-,
Le dio un beso al feo y gordo campesino…
Y mágicamente éste se transformó
En un esbelto y apuesto príncipe
(por lo menos así lo veía ella…)
(por lo menos… así se sentía él.)

Bucay Jorge

Ya no están, no los encuentro...

EXTRAVÍO

Ya no están, no los encuentro,
No se dponde perdí los sentimientos,
Los vendí, los tiré, porque no los veo,
Sinceramente no lo recuerdo.
Los habré arrojado al viento
O los envié al infierno,
Busco en arcones, en el suelo,
Tras los muros, sobre los techos,
Entre la malez, en los huertos,
En las cuevas, en los desiertos,
En lo que saqué al basurero,
O me dormí y se los llevó mi sueño,
Entre la luz de algo nuevo,
Bajo las raices del limonero,
En medio de un libro viejo,
O, tal vez, los comieron los cuervos.
A lo mejor los escondí en un hueco
Los creí inutiles y les prendi fuego,
Se los daria a las aves como alimento,
O los puse en un reloj y que los lleve el tiempo.
Busco, indago, pregunto, pienso,
Creia que estaban aquí en mi pecho,
No hay nada, parece que no los tengo,
Y lo raro es que no lo lamento,
Porque perdí el placer y el tormento
Y ya no hay corazon, seguro que se han muerto.

PEREA DORADO, María del Valle

El amor es comprensión...

AMOR

El amor es comprensión
Y el dialogo sano,
Sonreir juntos
Olvidando los malos momentos.
Es un frondoso árbol
Donde el cariño y la ternura
Son sus profundas raices.
El amor es, dos dulces brazos,
Un sentimietno que hace latir
Más de prisa el corazon.
El amor es estudiar juntos,
Para los parciales y examenes,
Es mantener la paz
Tanto como sea posible.
Tambien es no ser posesivo,
No traicionar la confianza.
Amor es ser capaz
De admitir que uno se ha equivocado,
Es buscar formas a las nubes,
Procurar que las peleas sean
Pocas y breves.
Amor es rememorar las infancias,
Estar unidos en la alegria y la afliccion
Procurar no enojarse los dos
A l misma vez.
Amor es reponder con frases amables
A sus desagradables y pesimistas palabras.

Gordillo, César Nicolas

Editorial...

Editorial TRASCENDER NOA

Alejandra Burzac, de la Provincia de Tucumán.
CENIT
Callados…
El aire huele a sexo,
A sudor, a saliva.
Callados…
Los cuerpos recuperan
Poco a poco a la calma.
Callados…
Las manos entrelazadas
Se ciñen saciadas.

Revistas literarias...

"Con voz propia"

Silvia Long-Ohni, Prov. Buenos Aires, Argentina

NADA TE DEBO
Nada te debo, Amor, salvo la pena,
el herrumbre en los ojos por tanto desaliento
y la boca cerrada como una sepultura.
Cuando viniste, Eros, como ráfaga hambrienta
a libar de las rosas la miel de mi inocencia
las puertas del vergel fueron de seda
y todas las estrellas desveladas
a toque de silencio se llamaron
porque tu sueño fuera el más digno de un ángel.
Muchas veces llegaste desharrapado y triste
y otras muchas cubierto de un manto de oropeles
y la cancel abierta con la misma sonrisa
dejó libre el camino de tus pies traicioneros.
Nada te debo, Amor, salvo la pena
de haber perdido el tiempo que hoy me falta.

NADA POSEO
Nada poseo, nada,
ni la imagen huyente en el espejo
que en penumbras refleja lo destinado a irse,
lo diluido en el tiempo y en la bruma,
esas huellas perdidas
entre grises y oscuros matorrales
de hojas carcomidas por un invierno terco.
Nada poseo, nada,
porque la luz, el viento, el sueño, el agua
se han declarado ajenos,
impropios a mis ojos y a mis manos,
residentes del pálpito que en corazones nuevos
cobran su natural vigor y animan
a muchachas en flor, cadenciosas, despiertas,
con caderas turgentes y pechos no inmolados
y a machos apolíneos de tensos pectorales.
Nada poseo, nada,
sólo un recuerdo lívido y lejano,
un pasado que tiende a podredumbre,
una bujía rota y mucha sombra
y ya no como Anacreonte dolerme
por el placer esquivo y la poma extranjera.
Saludo al tiempo ido desde un barco lejano,
la proa hacia el poniente
en busca de una playa donde nunca habrá nadie.

Revistas literarias...

"La Opinión"

María Eugenia Toledo, del Departamento Pomán - Catamarca

QUIERO…
Quiero hacerte parte de mi pasado
Quiero alejarme de ti, guardarte muy adentro de mí,
Quiero tenerte como un lindo recuerdo,
Quiero dejar el tiempo pasar, para volver a amar, volver a vivir…
Quiero disfrutar todo, pero si sigo a tu lado no lo voy a lograr,
Por eso decidí que seas solo un lindo recuerdo en mi vida…
Hermoso pero un recuerdo y nada más…
Quiero saber que se siente amar y que te amen,
Que te quieran sin importarte nada.
Quiero saber cómo es vivir una relación en serio,
Quiero sentir que la persona que está a mi lado me ame, no finalidad ni indiferencia.
Quiero sentir amor…
“El tiempo lo cura todo” y hoy se que mientras vaya pasando el tiempo algún día yo sabré disfrutar de la felicidad del amor…
Algún día conoceré lo que es el verdadero amor…

Leyendas...

EL ATAJACAMINOS (Leyenda catamarqueña)

Hace mucho tiempo, en los valles catamarqueños de Ancasti hubo una cruenta batalla entre aborígenes y españoles: Estos, más numerosos y provistos de mortíferas armas, dispersaron rápidamente a los aborígenes y los obligaron a retroceder hacia la profundad de los desfiladeros.
Solo un indígena, llamado Yanarca, quedó en la desembocadura del cañón para asegurarse de que sus compañeros fueran perseguidos.
Yanarca era astuto y ambicioso: Mientras vigilaba los movimientos del campamento enemigo pensaba en las armas de fuego, los trajes brillantes y las chucherías que los extranjeros a menudo les ofrecían.
¡Él quería tener muchas de esas cosas! Y mientras la tarde entraba en Tuta-Tuta (vocablo quechua, cuyo significado es oscuro-oscuro, referido a las últimas horas del crepúsculo) el nativo tejía fantásticas esperanzas de poderío.
¿Qué podría hacer para obtener las armas mágicas? No tuvo que esperar la respuesta: Emboscados, dos españoles aparecieron desde atrás y lo apresaron. “¡Quieto, Yanarca! Venimos a conversar contigo”. Y entre el indígena y el enemigo se firmó un pacto de traición.
Engolosinando por las promesas, Yanarca accedió a llevar a los españoles hacia el lugar donde sus amigos se escondían.
La noche recibió los ayes de dolor y de desesperación de la tribu vencida, y Yanarca, sintiéndose ahora despreciable, hundió la cabeza, enloquecido por sus culpas, en la tierra que no había sabido defender.
Desde entonces, convertido en atajacaminos, el aborigen desleal procura avisar al jinete sobre algún peligro inminente: Aparece de pronto entre las patas del caballo, hace un poco de alboroto y luego, deslizándose velozmente a ras de la tierra, levanta un corto vuelo y planea más adelante, para repetir la misma acción con el cabello que lo va alcanzando.

Quiero...

QUIERO

Quiero que me oigas sin juzgarme
Quiero que opines sin aconsejarme
Quiero que confíes en mí sin exigirme
Quiero que me ayudes sin intentar decidir por mí
Quiero que me cuides sin anularme
Quiero que me mires sin proyectar tus cosas en mí
Quiero que me abraces sin asfixiarme
Quiero que me animes sin empujarme
Quiero que me sostengas sin hacerte cargo de mí
Quiero que me protejas sin mentiras
Quiero que te acerques sin invadirme
Quiero que conozcas las cosas mías que más te disgusten
Que las aceptes y no pretendas cambiarlas
Quiero que sepas… Que hoy puedes contar conmigo…
Sin condiciones.

Bucay Jorge

Cada vez que pienso en ti...

CADA VEZ

Cada vez que pienso en ti
Mi corazon comienza a vivir,
Es como ver llegar la primavera
A la vereda de mi jardín.
Cada vez que sonrío, o
Miro las estrellas, es porque
Te recuerdo a ti
Quiero vivir al lado tuyo,
Sentirme un niño protegido,
Tener la felicidad de tu amor;
Observar tus ojos, tu boca,
Escuchar tu voz y tu sonrisa
Que abre mis sueños
Cada vez que estamos juntos.
Despierta mi existencia, cuando
Se de tu presencia y le pido
Ayuda al tiempo ahuyentando los
Obstaculos para encontrarnos
Con nuestros fieles retratos
De enamorados con retraso.

Gordillo, César Nicolas

Amor... sentimiento tan puro y que poco sabemos cuidar...

ODA AL AMOR de "15 ODAS y 1 Antioda"

No podrá el hombre elogiar
al amor en su exacta dimensión.
Podrá decir, en sus místicos arrebatos,
... que es como enfrentarse al eje
de la Creación misma...
Podrá pensar que el amor es
como un capullo en el desierto,
como un concierto de grillos,
como el volar de mariposas,
como una flor en el camino,
como la sínfisis de la luz y de la sombra,
como un chispazo enceguecido,
como el cálido susurro del hogar,
como el ronroneo de un gato,
como una calandria que canta.
Desde siempre y por siempre
el hombre ha concebido al amor
desde su súbdita materia,
intentando aprehender su escencia
para entender los arcanos de Dios.
desde siempre ha cantado
cantares que hablan de amor.
Desde siempre ha inventado
horizontes sutiles y lejanos
para apagar su fuego interior.
No podrá el hombre, no, elogiar
a esa entidad supersecreta
que ha movido los hilos del mundo
desde que el mundo era sólo
una esfera ardiente en el cosmos.
Podrá si, pensarlo ambiguamente,
sentirlo en el vórtice de la piel;
podrá escuchar su llamado etéreo
resonando en los sentidos, como
un arpa o como un palpitar de alas.
¿Es acaso el amor un sortilegio?
¿Es acaso un don, una verdad?
¿Será la cúspide suprema
de la semejanza con el mítico Dios
que se balancea inalcanzable y majestuoso?
Es un eje, una cima, un nadir.
Es el renacer de la vida junto al sol,
cada uno de esos días tan terrenos,
fugaces, raudos, vacíos, de paso,
que transcurren esperando el más allá.
Puede el hombre sentir y presentir
que se estiran sus carnes,
que adentro tiene, un latido perpetuo
de fluidos nutricios que circulan
incansables, en la maraña arterial.
Sabe el hombre que puede pensar,
y el razonamiento vano se aglomera
incauto en la escasés de certezas,
porque solamente sabe el hombre
lo poco que puede saber de la verdad.
El amor fue inventado por Dios,
junto con el hombre, la bestia y la flor.
Fue creado junto al odio inseparable,
gestando la dialéctica inconclusa
de dos fuerzas enormes en conflicto.
Podrá el hombre decir muchas cosas,
pero no podrá, no, definir al amor
porque en algún rincón del pensamiento
siente que solamente debe sentirlo,
sin intentar
                  ...comprenderlo jamás.

BIZE GUERRA, Carlos Adolfo

Te quiero...

TE QUIERO

TE QUIERO de día y de noche
Porque eres la luz y el silencio
Que proliferan de los labios del cielo.

TE QUIERO porque eres el hampa
Del corazón guardado entre mis manos
De ese corazón que vela por nuestro mañana.

TE QUIERO a lo lejos y a lo cerca
Pero más TE QUIERO cuando estas cerca
Porque puedo quererte sin tentación alguna.

TE QUIERO porque eres hija de la tierra
Porque me das de beber y me alimentas
Con los mangares y manantiales de tu corazón.

TE QUIERO pequeña criatura del cielo
Porque tu divina pureza te hace ser mi ángel
Porque me cuidas en el ruido y en la desolación.

TE QUIERO a lo lejos y a lo cerca
Pero más TE QUIERO cuando estas cerca
Porque puedo quererte sin tentación alguna.

TE QUIERO pequeña nieta del viento
Porque borras los días oscuros del almanaque.

TE QUIERO mi dulce canción del silencio
Porque contigo puedo llegar hasta el sol.

TE QUIERO a lo lejos y a lo cerca
Pero más TE QUIERO cuando estas cerca
Porque puedo quererte sin tentación alguna.

ALVAREZ, Luís Daniel

Noticias...

FEBRERO, MES ANIVERSARIO DE ANDALGALAENVERSOS.BLOGSPOT.COM Y MES DEDICADO A LOS BUENOS SENTIMIENTOS...






Anunciamos el 3er. Encuentro Literario "Andalgalá, Pucará de las Letras", a realizarse en el mes de abril, los dias 19, 20 y 21...
En los próximos dias publicaremos más información.
Para mayor información comunicate con la redacción de andalgalaenversos.blogspot.com, a la siguiente direccion de correo:
andalgalaenversos@hotmail.com
ariadnaortega1@hotmail.com